Después del anuncio del presidente Trump de su intención de renegociar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) en mayo de 2017, el CDM lanzó una campaña trinacional coordinada con organizaciones aliadas en México, Estados Unidos y Canadá para fortalecer las protecciones para las y los trabajadores migrantes durante el proceso de renegociación.

El CDM tiene experiencia apoyando a las y los trabajadores migrantes en la presentación de peticiones en virtud del acuerdo laboral del TLCAN. A través de esta experiencia, hemos visto de primera mano el fracaso del TLCAN de proteger y reivindicar los derechos de las y los trabajadores migrantes que legítimamente afirman que el gobierno de los EE. UU. no ha cumplido con sus leyes laborales. Las y los trabajadores demandantes bajo el acuerdo existente han esperado años para recibir respuestas a sus quejas, y los remedios ofrecidos por el gobierno de los EE. UU. no han logrado que las y los trabajadores ni sus comunidades se hayan integrado. A través del apoyo a trabajadores como Adareli Ponce Hernández y Leonardo Cortez Vitela, sabemos que los mecanismos de queja y resolución de disputas del TLCAN son muy deficientes.

El trabajo que queda es claro: mantendremos la presión sobre la administración de Trump para proteger a los trabajadores migrantes en la renegociación del TLCAN. A través de informes, suplementos a nuestras peticiones anteriores e incidencia educativa, continuaremos exigiendo que el TLCAN renegociado proteja a las y los trabajadores migrantes.

Acciones recientes

El 28 de agosto de 2018, celebramos una gran victoria: anunciamos que el acuerdo preliminar alcanzado por los Estados Unidos y México asegurará que las y los trabajadores migrantes estén protegidos por las leyes laborales, traerá las obligaciones laborales de un acuerdo paralelo al núcleo de el acuerdo, y hará que las obligaciones laborales sean plenamente ejecutables.

El 17 de agosto de 2018, entregamos una carta al Representante de Comercio de EEUU en nombre de 30 organizaciones recomendando que las protecciones laborales, incluyendo las de las decenas de miles de personas trabajadoras migrantes, sean fuertes, ejecutables y vinculantes en el nuevo TLCAN. El 21 de agosto, la entregamos a la Secretaría de Economía en la Ciudad de México.

El 22 de enero, en vísperas de la sexta ronda de la renegociación, un grupo de trabajadoras migrantes y organizaciones no gubernamentales de apoyo en todo el corredor trinacional de comercio dio el siguiente paso al exigir responsabilidades al gobierno de los Estados Unidos por violar sus obligaciones en virtud del TLCAN. El grupo argumenta que los Estados Unidos no protegen a las mujeres y no reparan las violaciones de los derechos laborales en los programas de migración laboral temporal.

El 13 de diciembre, presentamos nuestro informe titulado Coaccionado bajo TLCAN: Abusos contra las y los trabajadores migrantes en el Programa de Visas TN y Recomendaciones para la Reforma. Este informe resalta la variedad de abusos a los que miles de profesionales mexicanos son sometidos cada año bajo el programa de visas TN, creado bajo el TLCAN, y recomienda acciones que los gobiernos deben tomar para abordarlos. Las y los trabajadores experimentan fraude, coerción económica y represalias, cuya raíz es el control del empleador sobre la visa y los procesos de contratación.

El 17 de octubre, en línea con la cuarta ronda de negociaciones del TLCAN, el CDM presentó una petición firmada por 98 individuos y organizaciones, en la que se insta al USTR a proteger a las y los trabajadores migrantes en la renegociación.

El 28 de junio, CDM, el Grupo de Trabajo de Reclutamiento Internacional (ILRWG), y los peticionarios Adareli Ponce Hernández y Leonardo Cortez Vitela testificaron ante un panel interinstitucional de la Comisión de Comercio Internacional de los EE. UU. exigiendo que un TLCAN renegociado debe incluir todos los principios laborales actuales del TLCAN, así como protecciones adicionales para las y los trabajadores contratados internacionalmente; eliminar las barreras para acceder a la justicia y los beneficios; e incluir un proceso de resolución de disputas laborales claro y exigible.

El 27 de junio, el CDM se reunió con miembros clave de los comités de Finanzas y Sendas y Medios del Senado, que tienen jurisdicción sobre las negociaciones.

El 26 de junio, en la víspera de la audiencia del Representante de Comercio de los Estados Unidos sobre los objetivos de negociación del TLCAN, juntamos a aliados, organizaciones y académicos de los EE. UU., Canadá y México para una reunión estratégica de un día en Washington, DC para crear un estrategia coordinada para exigir protecciones de las y los trabajadores migrantes en los tres países.

El 12 de junio, enviamos comentarios en respuesta a la solicitud del Representante de Comercio de EE. UU. para obtener información sobre los objetivos de negociación del TLCAN. Recomendamos la inclusión de un capítulo laboral del TLCAN que usaría el mismo mecanismo de solución de disputas que otras quejas, en lugar de un acuerdo laboral, junto con otras recomendaciones que fortalezcan los mecanismos de reclamo y disputa y refuercen las protecciones legales para las y los trabajadores migrantes.