23 de marzo de 2021

 

Las peticionarias Maritza Pérez y Adareli Ponce presentan primera queja en contra de Estados Unidos bajo el T-MEC en un momento crucial para la lucha para poner fin a la discriminación de género en contra de las trabajadoras migrantes en programas de migración laboral temporal. La petición fue firmada por una coalición binacional de organizaciones aliadas liderada por el CDM.

A las trabajadoras migrantes se les niegan trabajos, se les canaliza a roles con salarios más bajos y se les expone a la violencia de género en su lugar de trabajo. Han luchado por la justicia, exigiendo que el gobierno de los EE.UU. establezca medidas de cumplimiento que garanticen la equidad y la dignidad de las personas trabajadoras migrantes.

Durante años, vieron cómo el ineficaz acuerdo lateral laboral del TLCAN no lograba responsabilizar al gobierno de Estados Unidos.

Ahora, con el capítulo laboral exigible del T-MEC que promete sanciones para los infractores, Maritza y Adareli están poniendo a prueba el nuevo acuerdo comercial.

Maritza y Adareli y decenas de organizaciones aliadas están pidiendo que los gobiernos de México y Estados Unidos cumplan con sus obligaciones en virtud del acuerdo comercial.

Lee la denuncia a continuación:

Escucha a Maritza, Adareli y aliadas hablar sobre cómo están usando el T-MEC para terminar con la discriminación basada en género para las trabajadoras migrantes:

¡Amplifica la lucha por la justicia de las y los trabajadores migrantes! Haz clic en los iconos a continuación para compartir detalles en redes sociales y por correo electrónico.