El 23 de marzo de 2021 las peticionarias Maritza Pérez y Adareli Ponce presentaron primera queja en contra de Estados Unidos bajo el T-MEC en un momento crucial para la lucha para poner fin a la discriminación de género en contra de las trabajadoras migrantes en programas de migración laboral temporal. La petición fue firmada por una coalición binacional de organizaciones aliadas liderada por el CDM.

A las trabajadoras migrantes se les niegan trabajos, se les canaliza a roles con salarios más bajos y se les expone a la violencia de género en su lugar de trabajo. Han luchado por la justicia, exigiendo que el gobierno de los EE.UU. establezca medidas de cumplimiento que garanticen la equidad y la dignidad de las personas trabajadoras migrantes.

Maritza y Adareli y decenas de organizaciones aliadas están pidiendo que los gobiernos de México y Estados Unidos cumplan con sus obligaciones en virtud del acuerdo comercial.

Lee la denuncia a continuación:

ACTUALIZACIÓN

El 4 de junio de 2021, decenas de destacados académicos y académicas de derechos humanos en México, Estados Unidos y Canadá presentaron un suplemento en apoyo de la queja de Adareli y Maritza para resaltar argumentos adicionales bajo el derecho internacional con respecto a las obligaciones del gobierno de los Estados Unidos de garantizar los derechos de las trabajadoras migrantes a la igualdad y la no discriminación. Estos derechos están consagrados en la Declaración de la OIT relativa a los principios y derechos fundamentales en el trabajo y su seguimiento y reflejan otras normas regionales e internacionales de derechos humanos.

Ahora, con el capítulo laboral exigible del T-MEC que promete sanciones para los infractores, Maritza y Adareli están poniendo a prueba el nuevo acuerdo comercial.

Maritza y Adareli y decenas de organizaciones aliadas están pidiendo que los gobiernos de México y Estados Unidos cumplan con sus obligaciones en virtud del acuerdo comercial.

Lee la denuncia a continuación:

Escucha a Maritza, Adareli y aliadas hablar sobre cómo están usando el T-MEC para terminar con la discriminación basada en género para las trabajadoras migrantes:

 

¡Amplifica la lucha por la justicia de las y los trabajadores migrantes! Haz clic en los iconos a continuación para compartir detalles en redes sociales y por correo electrónico.